El sector se había convertido además en foco de inseguridad y sitio de consumo de estupefacientes.

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga.

Descargar entrevistas: Liliam Orduz, coordinadora Centro de Desarrollo Infantil Rayito de Luz / Daniela Molina, Gestora de Convivencia Comuna 3.

Una construcción abandonada, propiedad de un privado, se había convertido en un basurero a cielo abierto en el barrio Comuneros, en la comuna 3, generando problemáticas de salubridad y convirtiendo el sitio en foco de inseguridad.

Para solucionar esta situación, la Alcaldía de Bucaramanga, a través de la Secretaría del Interior, adelantó un trabajo de limpieza y embellecimiento del terreno con participación de la Policía, la Empresa Municipal de Aseo, EMAB, y la comunidad.

Lea también: 145 ayudas humanitarias entregadas a los damnificados por lluvias (bucaramanga.gov.co)

“Nos vemos beneficiados generando ambientes más seguros para nuestros niños y niñas de la primera infancia, reduciendo la delincuencia y consumo de estupefacientes, que era habitual en este lugar como centro delincuencia”, expresó Liliam Orduz, coordinadora del Centro de Desarrollo Infantil, CDI, Rayito de Luz, ubicado en el sector.

De la mano de los Gestores de Convivencia se socializó a la ciudadanía la importancia de cuidar este espacio no arrojando residuos, así como también la Policía adelantará mayores controles frente a las personas que quieren cometer acciones delictivas o comportamientos en contra de la convivencia en el lugar.  

Lo invitamos a ver: Bucaramanga, una ciudad más limpia – YouTube

Daniel Molina, Gestora de Convivencia comuna 2, señaló que “con esto logramos mejorar y contribuir a una sana convivencia, limpiando los espacios y escenarios para no generar problemas de salubridad en la comunidad”.

El propietario del predio se comprometió a cercarlo para evitar que sea invadido y utilizado como botadero de basura.

Ir al contenido