El proyecto educativo se encuentra en proceso de licenciamiento, la antigua institución será demolida totalmente.

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga


Descargar audio: Ana Leonor Rueda, secretaria Educación Bucaramanga


 

En visita técnica a la institución educativa politécnico sede C, funcionarios del Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa del Ministerio de Educación Nacional precisaron que muy pronto la antigua sede será demolida para darle paso a una moderna edificación.

Por ahora se adelanta el proceso de licenciamiento que permitirá alcanzar en la Curaduría 1 de Bucaramanga, la licencia de construcción, de esta obra ubicada en el barrio Girardot para la formación de cerca de 500 estudiantes de preescolar, primaria y algunos grados de secundaria.

Según la coordinación del FFIE para Santander, en este espacio de construcción se debe adelantar un proceso de tala de árboles para darle continuidad a los trabajos.

La obra será construida por la firma GMP ingenieros en un plazo de 12 meses a partir del inicio de la fase 2.

Cabe recordar que, el instituto educativo Politécnico sede C va a tener 14 aulas educativas, dos de ellas serán de preescolar, las otras de educación básica primaria, tendrá biblioteca, aula de bilingüismo, aula multipropósito, cocina comedor, batería sanitaria, área administrativa para albergar a cerca de 500 estudiantes.  La inversión de esta obra es cercana a los $5.023 millones.

La rectora del instituto Politécnico sede C, Flor Alba Casadiego Ardila manifestó que está más cerca el inicio de la construcción.

“Creemos que ahora sí va a ser posible y que está proyectada para el año 2022, entonces estoy muy contenta”, dijo.

Ana Leonor Rueda Vivas, secretaria de Educación de Bucaramanga acompañó la delegación del FFIE, y al director de la obra, David Bermeo, representante de la firma GMP.

“Este proceso va avanzado se está radicando toda la documentación ante la Curaduría 1 para que se pueda obtener la licencia de demolición y la licencia de construcción”, precisó la funcionaria.

Por: Édgar A. Sánchez

Ir al contenido