33.789 estudiantes reciben en Bucaramanga el PAE con su ración industrializada. El Gobierno Municipal invierte en cada entrega de alimentos $1.100 millones.

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga


Descargar audio: Lilian Elena Lizcano Castellanos, rectora de la Escuela Normal Superior


Cerca de 1.300 estudiantes de jornada única de la Escuela Normal Superior recibieron durante cuatro días en completa normalidad, el complemento alimenticio del PAE.

Lilian Elena Lizcano Castellanos, rectora de la Escuela Normal Superior, confirmó que los padres de familia recogieron los paquetes alimenticios de estudiantes de los grados octavo, noveno, décimo, once y 50 escolares de inclusión.

La rectora de la institución educativa oficial manifestó que cualquier queja o inquietud de los padres es resuelta por la Interventoría del programa y las manipuladoras de alimentos del operador.

“Estamos pidiendo que vengan los padres de familia o acudiente autorizado, que no traigan niños, y se pide que verifique muy bien el alimento antes  de retirarse que miran la calidad y fecha de vencimiento”.

En la Normal Superior se adecuaron mesas para que los padres de familia revisen el paquete de alimentos. Asimismo, un grupo de manipuladoras de alimentos, orientan a los padres de familia en la inspección de cada bolsa.

Águeda Ardila Cárdenas, acudiente de un estudiante titular, destacó como suficiente la fecha de consumo del alimento. “Han sido buenas las loncheras, yo le agradezco a la Normal Superior y a la Alcaldía porque es una ayudita para los niños, ¡para mí, está excelente!”.

Johanna Silva, con dos hijos en la Normal Superior, recibe cada 15 días el programa alimenticio industrializado y hasta el momento sin contratiempos. “Está todo en perfecto estado, nunca he tenido problemas con los refrigerios”.

La rectora de la institución hizo un llamado a los padres de familia para que cuando se presente un reclamo acudan directamente a la interventoría del PAE o si se trata de del cambia de un producto, se realice directamente con los operadores del servicio.

Por: Édgar A. Sánchez

Ir al contenido