La Alcaldía de Bucaramanga prepara la hoja de ruta de la reapertura gradual, responsable y segura de estos establecimientos a través de un plan piloto que deberá ser avalado por el Ministerio del Interior.

Fotografía: Luis Daniel Suárez / Prensa Alcaldía de Bucaramanga.


Descargar audios: Daniel Santiago Duarte, presidente de Unibares.


Cumpliendo con los protocolos de bioseguridad establecidos en la Resolución 1569 del Ministerio de Salud, el gremio de los bares en Bucaramanga realizó el pasado viernes un simulacro de reapertura segura.

El escenario fue un establecimiento comercial de ‘Cuadra Play’, en el sector de Cabecera del Llano, en donde se mostró el paso a paso de las medidas que deberán adoptar este tipo de negocios para volver a operar tras permanecer cerrados durante siete meses en medio de la pandemia de Covid-19.

Queremos que los dueños de establecimientos vean y conozcan cómo deben abrir en el momento en que se pueda hacer la prueba piloto (…) Nosotros nos regimos por las normas del Comité Epidemiológico de Bucaramanga, porque lo más importante para nosotros es salvaguardar la vida de nuestros clientes y colaboradores”,

Este gremio ha venido trabajado de manera articulada con la Alcaldía de Bucaramanga para consolidar la hoja de ruta del plan piloto de reapertura, que finalmente deberá ser aprobada por el Ministerio del Interior.

Estamos en ese proceso. Hemos recibido una ayuda, empatía con la Alcaldía de Bucaramanga. Ellos han estado muy de acuerdo en que avanza la prueba piloto y esperamos salga bien”, agregó el vocero.

Los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud:

  • Se debe instalar un punto de control en la entrada del establecimiento para hacer registro de ingreso de clientes, así como toma de temperatura, autodeclaración de estado de salud, verificación del uso correcto de tapabocas y la realización de la desinfección de manos.
  • Habilitar una puerta de ingreso y otra de salida con el fin de controlar el flujo y circulación de personas.
  • El baile está prohibido en las áreas que tenga habilitadas para prestar este servicio. Las pistas de baile deberán ser utilizadas para la adecuación de mesas y debe haber un distanciamiento de 2 metros entre persona y persona en las barras y las mesas o grupos.
  • Deben haber espacios demarcados para delimitar en qué sector debe permanecer cada grupo familiar o de amigos.
  • Los establecimientos deben establecer un protocolo de desinfección y limpieza específico para las áreas de cocina y puntos de contacto, como la barra, manijas de puertas, caja, ascensores
  • Eliminar el uso de cartas o menús en físico, servir en platos o vasos individuales los productos que sean para compartir.
  • Se prohíbe el lanzamiento de papeletas, espuma, confeti, agua y otros elementos o sustancias que puedan convertirse en fuente de contagio y compartir elementos como los micrófonos.
  • Se sugiere instalar mesas al aire libre, así como una estrategia de comunicación que permita a clientes y personal conocer las medidas de prevención frente al covid-19.

Por: Daniel Quintero Duarte

Ir al contenido