Cinco emergencias por caída de árboles fueron atendidas por el Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga durante las fuertes lluvias de la noche del lunes y la mañana de este martes.

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga.


Descargar audio: Luis Ernesto Ortega, coordinador de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo. 


Ante los pronósticos meteorológicos del IDEAM, que indican que la segunda temporada de lluvias del año se extenderá durante estos dos últimos meses de 2020, la Alcaldía de Bucaramanga, a través de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo de Desastre, se mantiene en alerta ante cualquier eventualidad climática que se pueda presentar.

De hecho, las fuertes lluvias que azotaron la capital santandereana entre la noche del pasado lunes y la noche del pasado martes, por cerca de 15 horas, los organismos de socorro atendieron más de cinco emergencias por caída de árboles y se realizó monitoreo constante a los dos principales ríos que pasan por la ciudad a través del Sistema de Alertas Tempranas, SEM, ante amenazas por creciente súbitas.

Tuvimos una posible alerta en el río Suratá en donde se presentó una creciente súbita durante la noche del lunes en la parte alta, pero al llegar al perímetro urbano de la ciudad la creciente fue bajando. El nivel máximo alcanzó a estar a 2 metros 23 centímetros y al final permitió generar la tranquilidad en la población ubicada en la ribera del río”, manifestó el coordinador de la Unidad Municipal de Gestión del Riesgo, Luis Ernesto Ortega.

En cuanto al río de Oro, afluente que atraviesa la ciudad por la zona occidental, el nivel de las aguas estuvo en 2 metros con 10 centímetros, sin generar afectaciones.

Se presentaron otras cinco situaciones por caída de árboles en diferentes puntos de la ciudad que fueron atendidas por el Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga. Afortunadamente no causaron lesiones, ni afectaciones a la población”, añadió el funcionario local.

De igual forma, en el asentamiento humano Zarabanda, en la Comuna Cinco, se atendió una emergencia por un deslizamiento de tierra que, por fortuna, no afectó ninguna vivienda.

Desde la Administración Municipal se hace un llamado a la comunidad para que tomen las medidas de precaución necesarias, pero sobre todo para que atiendan recomendaciones de seguridad para prevenir emergencias por este fenómeno natural.

  • Llevar paraguas o impermeables para protegerse si la lluvia lo sorprende en la calle y así cuidar su salud.
  • Buscar un refugio seguro.
  • No exponerse en zonas abiertas, debajo de árboles y estructuras metálicas altas, toda vez que podrían ser objeto de descargas.
  • Evitar actividades deportivas en áreas abiertas en el momento de tempestades.
  • Si se presentan brisas fuertes, aléjese de árboles y redes que transportan energía.
  • No bote basura en la calle, esto produce que el agua se represe en los canales cuando llueve.
  • Asegurar y revisar el estado de los tejados y de estructuras elevadas que puedan colapsar en un momento dado por causa de vientos fuertes, por encima de lo normal.

Ante cualquier emergencia por lluvias, la ciudadanía puede comunicarse a las siguientes líneas: 132 (Cruz Roja)144 (Defensa Civil)119 (Bomberos de Bucaramanga) y 123 (Policía Nacional)

Por: Daniel Quintero Duarte

Ir al contenido