Esta actividad económica no hace parte de las excepciones decretadas por el Gobierno Nacional y Local.

Fotografía: Suministrada Secretaría del Interior de Bucaramanga


Martha Cecilia Díaz, Inspectora de Policía Urbana de la Secretaría del Interior

Descargar audio


En una acción conjunta de la Secretaría del Interior, la Secretaría de Salud, Policía Nacional y Migración Colombia, se cumplió durante el fin de semana una jornada de operativos en residencias, hoteles y hostales del Centro de la ciudad, en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

En esta diligencia, los funcionarios de la Administración Municipal sellaron un hotel en el que ciudadanas extranjeras venían realizando actividades de prostitución.

“Estos operativos surgieron a raíz de unas PQR que fueron allegadas por las quejas de unos vecinos. Al llegar a uno de estos hoteles, encontramos en una de las habitaciones a ciudadanas venezolanas ejerciendo la prostitución, la venta de servicios sexuales”, informó Martha Cecilia Díaz, inspectora de Policía Urbana de la Secretaría del Interior.

Tras sorprender a estas personas en esta actividad económica no permitida dentro de las excepciones declaradas por el Gobierno Nacional y Local, se procedió a sellar el establecimiento por siete días e imponer una multa por $936 mil.

“Encontramos también muchas latas de cerveza, botellas de whisky y de ron, por lo que se presume que en este lugar constantemente se consume alcohol”, agregó la funcionaria.

En este hotel, que no cumplía con el concepto de uso de suelos, se hallaron un total de 15 ciudadanos extranjeros. Solo tres tenían el Permiso Especial de Permanencia, PEP, los demás estaban irregulares.

Cabe recordar que el pasado fin de semana la Policía selló también un motel que prestaba servicios de forma clandestina. Allí, ocho personas fueron sancionadas por infringir las medidas sanitarias y el toque el queda.

Debido a la desobediencia de algunos ciudadanos y de este tipo de establecimientos comerciales seguirán llevándose a cabo estrictos operativos interinstitucionales.

Por: Daniel Quintero Duarte

Ir al contenido