La Empresa de Aseo Municipal, EMAB, cuenta con cerca de 600 personas quienes brindan un servicio ejemplar para dignificar los espacios públicos. 

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga


Jaime Ortiz Silva, operario de la EMAB

Descargar audio


Con el barrido, la recolección de residuos sólidos y el embellecimiento de parques y zonas verdes, entre otros oficios, se generan oportunidades de empleo y se revive el perfil urbano de forma incluyente y sostenible.

“Gracias al Alcalde que este año nos dio la oportunidad de trabajar, porque prácticamente estamos pasando por una situación difícil. A mí me gusta barrer y tener las cosas limpias. Así como uno tiene la casa limpia, deben estar las calles de la misma manera”, expresó Jaime Ortiz Silva, un operario de 44 años de edad y quien vive en el barrio La Feria.

A través de un plan de acción eficiente se le genera bienestar de las comunidades. La disciplina y el compromiso priman por rescatar el patrimonio público y mejorar la calidad vida.

“Yo les digo a las personas que no boten la basura al piso y algunos responden que para eso me pagan. Sí, es cierto que por eso me pagan, pero vea la bolsita está cerca para que la echen ahí. Es de cultura ciudadana”, agregó Ortiz Silva. 

La población tiene derechos, pero también deberes. Se necesita del apoyo de todos para lograr el Municipio que merecemos. ¡Gobernar es Hacer!

 

Por Félix Cristancho

Ir al contenido