La aplicación del Decreto 580 debe ser estudiado conjuntamente con los alcaldes de Girón y Floridablanca, y con la empresa prestadora del servicio, es decir, el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, ya que depende de un acuerdo metropolitano que está financiado en un 60% por el Municipio de Bucaramanga.

Fotografía: archivo/ Prensa Alcaldía de Bucaramanga­­

Bajo el decreto 580, que prevé el subsidio de servicios públicos de acueducto y alcantarillado, “estamos estudiando las diferentes alternativas para aumentar los subsidios actuales que se encuentran previstos en el 50% para el estrato 1,30% para el estrato 2 y 10% para el estrato 3”, confirmó el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas.

En este sentido, a la fecha, el Municipio de Bucaramanga dispone de cerca de $6 mil millones para subsidiar servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo.

Conscientes de que el aislamiento ha tenido un fuerte impacto en la economía de las familias y que la ciudad espera alivios por parte del Gobierno, la Administración Local ha puesto todos los esfuerzos en una campaña solidaria que permita gestionar la mayor cantidad de ayudas para llegar a todos los hogares bumangueses.

Cualquier decisión que tome la Alcaldía de Bucaramanga deberá hacerla con responsabilidad y teniendo en cuenta que la emergencia puede durar varios meses, pues el Municipio debe propender por garantizar la salud y el bienestar de los ciudadanos.

“No podemos caer en prácticas populistas, debemos, desde ya, empezar a pensar en «el día después», en lo que va a pasar cuando finalice el aislamiento. Debemos estar preparados para eso y cada decisión que tomemos hoy, tendrá un impacto en los próximos meses”, precisó el mandatario.

 

Por: Daniel Felipe Valencia

Ir al contenido