La medida se estableció para proteger a los niños y adolescentes durante la temporada de fin de año e inicio de 2022.

Foto: Archivo Prensa Alcaldía de Bucaramanga.
Entrevista: Francisco Rey, subsecretario del Interior de Bucaramanga.

38 menores de edad fueron trasladados por la Policía a las Comisarías de Familia por infringir el toque de queda establecido en el Decreto 0183 de 2021.

Los infractores fueron sorprendidos en parques y establecimientos nocturnos en horario restringido (de 10:00 p.m. a 4:00 a.m.), sin compañía de sus padres o acudientes o adultos responsables.

Lea también: El 98% de los casos de covid-19 cumplen aislamiento en sus hogares (bucaramanga.gov.co)

“Una vez estos menores eran trasladados a las Comisarías se registraban sus datos y se comunicaban de estos hechos a sus padres, para suscribir un acto de compromiso”, explicó Francisco Rey, subsecretario del Interior.

La medida restrictiva fue tomada de manera articulada con el ICBF, Policía Nacional y la Personería Municipal, para proteger la vida e integridad de los niños y adolescentes.

Vea además: Robo de vehiculos no será negocio para los delincuentes – YouTube

“La continuidad de esta iniciativa está en revisión por la Administración Municipal”, agregó el funcionario local.

En Bucaramanga ¡Gobernar es Hacer!

Ir al contenido