Ya se publicó en el Secop II el proceso de contratación, por un valor de $179.973.428, para la dotación de Casa Búho que funcionará en la carrera 27 con calle 33. Conozca más información del proceso en esta nota.

Fotografía: Mónica Farfán / Prensa Alcaldía de Bucaramanga

La Casa Búho prestará el servicio de atención y protección las 24 horas a niños desde los siete meses a los ocho años, que no tengan quién los cuide mientras sus papás o acudientes trabajan -y esto implique un riesgo de vulneración de derechos-. Por ejemplo, hijos de personas que trabajan en la calle, de noche o ejercen actividades sexuales remuneradas.

Se extiende la invitación a la empresas interesadas en participar en la convocatoria pública SDS-SDS-SASI-006-2022. La fecha límite para presentar las propuestas es el próximo 1 de julio, a las 10:00 a.m. Acceda a la convocatoria a través del enlace web https://bit.ly/3mK3Qye.

Jenny Carolina Rodríguez, coordinadora del Programa de Primera Infancia, Infancia y Adolescencia de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio, señaló que:

“Se busca comprar elementos de mobiliario, enseres, botiquines y todo lo relacionado con temas de seguridad para el cuidado de los niños y las niñas”.

Lea también: En Bucaramanga se realizará el primer torneo de fútbol con robots

Se espera contar con una amplia participación de oferentes para garantizar la transparencia y mejor calidad de los productos a adquirir. «En Bucaramanga están pasando cosas buenas y me alegra contarles todo lo que estamos haciendo para que nuestra ciudad sea más incluyente, segura y con mayor crecimiento económico», indicó Juan Carlos Cárdenas, alcalde de la capital santandereana.

Cabe destacar que los niños y niñas que accedan a los servicios totalmente gratuitos de la Casa Búho podrán beneficiarse de refuerzo de tareas, juegos, exploración del medio, arte, literatura y otras actividades lúdicas y pedagógicas. También recibirán alimentación durante su estadía, como desayuno, onces, almuerzo y cena.

Ver video: En Bucaramanga garantizamos la protección de derechos del adulto mayor

Por: Silvia Fandiño

Ir al contenido