Los resultados de dichos estudios en asentamientos son clave para continuar o no con el proceso de legalización.

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga
Descargar audio: Joaquín Augusto Tobón / Secretario de Planeación de Bucaramanga

La Alcaldía de Bucaramanga ha invertido cerca de $2 mil millones para realizar estudios de amenaza, vulnerabilidad y riesgo por movimientos en masa (AVR) en 18 asentamientos humanos del Norte y Suroccidente de la ciudad.

Cabe destacar que los resultados de estos estudios determinan si los asentamientos pueden ser o no sujetos de legalización. Los sectores donde actualmente se realizan dichos estudios, son:

  • Comuna 1 Norte: Divino Niño I, Barrio Nuevo, Divino Niño II, San Valentín, Campestre Norte, Getsemaní, Las Delicias.
  • Suroccidente: La Guacamaya, La Islita, El Fonce, San Gerardo I, Laureles I, Cordoncillo II sector bajo, Cordoncillo I, Antigua Colombia, Juan XXIII, África, La Floresta – San José (parte baja Ciudad Venecia).

Joaquín Augusto Tobón, secretario de Planeación de Bucaramanga, afirmó que:

“Próximamente haremos la convocatoria para contratar la actualización de los estudios de AVR en las comunas 10 y 11; estamos trabajando con la Sociedad Santandereana de Ingenieros, para que nos indiquen los próximos asentamientos a intervenir”.

Lea también: Estas son las obras de mitigación que protegen la vida de 60 familias en Bucaramanga

Próximas legalizaciones

En los próximos días finalizará el proceso de legalización en El Rosal y La Fortuna, para beneficio de cerca de 700 familias.

La legalización es sinónimo de acceso a servicios públicos, así como a la inversión pública para el mejoramiento de vías, parques y zonas comunes. Durante esta Administración han sido legalizados cuatro barrios: Punta Paraíso, Brisas del Paraíso, Guayacanes y María Paz.

¡Gobernar es Hacer!, es trabajar para consolidar a Bucaramanga como una ciudad de propietarios.

Ver video: Cursos productivos para mujer

Ir al contenido