Con actividades virtuales, en el que se condecorarán a estudiantes destacados, directivos del colegio Santander celebrarán esta fecha memorable.

Fotografía: archivo/prensa Alcaldía de Bucaramanga

Descargar audio:  Ana Isabel Pino Sánchez, rectora colegio Santander


 

La falta de colegios en Bucaramanga a comienzos del siglo XX originó que el Gobierno departamental se diera a la  tarea de crear uno en la ciudad que estuviera a la altura de los pocos que en esa época ya se desempeñaban con buenos resultados académicos.

En 1935, un grupo de santandereanos entre los que se contaban Ricardo Serpa Novoa, Representante a la Cámara, Alejando Galvis Galvis, Director propietario de Vanguardia Liberal y Senador de la República, Eduardo Rueda Rueda, destacado abogado, Mario Galán Gómez y Arturo Regueros Peralta, diputados a la Asamblea Departamental, se dieron a la tarea de crear un establecimiento docente, para llenar el vacío en esta materia.

La idea de un colegio oficial se plasmó en la creación del Colegio de Santander, gracias al Proyecto de Ley presentado por Alejandro Villalobos Novoa, y otros distinguidos miembros de la sociedad santandereana, el cual se convirtió en la Ley 65 de noviembre 30 de 1935, que le asignó recursos económicos para este fin.

Finalmente el Colegio fue fundado en 1935 con la cual se decretó un auxilio de 50 mil pesos. Las clases se iniciaron el 10 de agosto en el mismo edificio donde funcionaba la Escuela de Artes y Oficios Dámaso Zapata, en la hoy carrera 12 con calle 42 frente al Teatro Peralta. En otras palabras, el edificio no contaba con las condiciones mínimas para el funcionamiento de una institución educativa de la envergadura planeada por sus fundadores.

Sin embargo, Eduardo Rueda Rueda, Director de Educación Pública dispuso abrir allí transitoriamente el Colegio de Santander.

El gobierno había decidió dotar al recién fundado colegio de un local digno, por lo que había solicitado a los jesuitas la devolución del edificio donde funcionaba el Colegio San Pedro Claver desde 1911, que había sido entregado a la Compañía de Jesús, mediante un contrato con el gobierno departamental de Santander. Tomado del libro «Colegio de Santander, Tradición y Orgullo» de David Rueda Méndez.

Hoy el ‘Glorioso’ Santander como se le conoce, continúa dejando su huella en la formación de miles de personas que han recibido enseñanzas en sus aulas, bajo la tutela de sabios docentes que han sabido entregar sus conocimientos.

Muchos de estos ciudadanos, líderes en distintos sectores de la economía, política, cultura, el deporte entre otras actividades, han sabido llevar con gratitud y orgullo el nombre del ‘Glorioso’, señaló la rectora, Ana Isabel Pino Sánchez, primera mujer rectora de la institución en 85 años.

Precisamente, con la promoción 2020 que se forjó con entusiasmo y dedicación en medio de la pandemia, la comunidad santanderina brindará este lunes 30 de noviembre en programación virtual, por  los que triunfan, y por aquellos que en la actualidad se destacan y brillan con su entrega en el área de las matemáticas, la química, por los deportistas, por quienes llevan el arte; por todos los que dejan en alto el nombre del ‘Glorioso’ Santander.

Por: Édgar A. Sánchez

Ir al contenido