En marzo de 2021, 72 estudiantes, de colegios oficiales y privados, asumieron el compromiso como contralores escolares.

Fotografía: prensa alcaldía de Bucaramanga
Ana Leonor Rueda, secretaria Educación Bucaramanga
Helen Bolaños, contralora escolar Técnico Dámaso Zapata

Vigilar los recursos públicos en sus instituciones educativas y velar por el buen desempeño fiscal, fue la tarea que se encomendó a cada contralor escolar elegido.

En el balance de clausura de contralores escolares, la secretaria de Educación de Bucaramanga, Ana Leonor Rueda, y el Contralor Municipal (e), Héctor Rolando Noriega, destacaron la tarea ejercida por los estudiantes.   

Noriega, señaló que contó con jóvenes valientes que ayudaron a vigilar los recursos públicos en las instituciones educativas.

“Fue importante todo lo que aprendieron de control fiscal, vigilancia fiscal y ayudaron a formar personas en la democracia y en las necesidades de la ciudad”, expresó.

Ana Leonor Rueda, secretaria de Educación del Municipio, se refirió al rol que cumplen los estudiantes de último año como contralores.

“Nos ayudan a detectar cualquier dificultad que pueda llegar a presentarse y a recordar que la administración viene invirtiendo recursos muy importantes, por ejemplo en equipos de cómputo”, dijo.

También recordó obras de infraestructura como las que se ejecutan en el Dámaso Zapata y en dos sedes de Vijagual, y recursos que se entregan por Acuerdos Escolares.

“Deben ser controlados, vigilados y hacer que se inviertan de manera correcta y transparente”, indicó.

Precisamente, la contralora escolar del Técnico Dámaso Zapata, Helen Bolaños, manifestó que su tarea transcurrió vigilando los avances de reconstrucción de su colegio, con una inversión de $10 mil millones.

“La verdad va muy bien, al principio no tenía mucha esperanza, pero se va adelantando bastante”, enfatizó.

Ir al contenido