Así lo ratificó el mandatario de los bumangueses, Juan Carlos Cárdenas, en el debate realizado por la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes ante la emergencia ambiental por El Carrasco.  Además, pidió apoyo del Gobierno Nacional y Departamental en la búsqueda de soluciones.

Fotografía: Prensa Alcaldía de Bucaramanga

En la ciudad se declaró la Calamidad Pública para seguir disponiendo en el relleno sanitario El Carrasco las cerca de 500 toneladas de residuos sólidos que se producen por día en la capital santandereana.

“Dejar las basuras en las calles, en los restaurantes y en los hospitales, después de realizar un esfuerzo gigante en el proceso de vacunación y reactivación económica, es algo ilógico. Sabemos que tenemos deberes, pero como autoridades tenemos que tomar decisiones en donde siempre prime el beneficio colectivo”, expresó el Alcalde.

Cabe recordar que El Carrasco entró en funcionamiento desde 1978, primero como un botadero a cielo abierto y posteriormente como un relleno sanitario, y venía recibiendo más del 63% de los residuos que se generan en Santander.

“Vamos a proteger la salud y los bolsillos de los bumangueses. Esperamos el apoyo del Gobierno Nacional y Departamental para lograr resultados de fondo. Necesitamos fortalecer el marco regulatorio y tarifario”, agregó Cárdenas.  

La suma de esfuerzos es vital para buscar alternativas favorables y que se creen mínimas afectaciones.

Audio: Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga

Ir al contenido