159 manipuladoras de alimentos entregan los productos alimenticios a los padres de familia, en 111 sedes educativas de Bucaramanga.

Fotografía: Édgar Sánchez/prensa alcaldía de Bucaramanga


Descargar audio: Dora Bibiana Solano Dallos, rectora institución educativa Villas de San Ignacio


 

El PAE Bucaramanga en la duodécima entrega sigue llegando a los hogares de 33.879 titulares del servicio que se encuentran en casa recibiendo clases, en contingencia por Covid-19.

Ana Leonor Rueda Vivas, secretaria de Educación del Municipio junto a la rectora de la Institución educativa Villas de San Ignacio, presenciaron por unas horas los protocolos de sanidad y el orden establecido para la entrega de los refrigerios industrializados.

“El PAE se sigue entregando, es una estrategia muy buena y apoya mucho a los padres de familia, lo estamos haciendo cada 15 días”, señaló  Dora Bibiana Solano Dallos, rectora de la institución educativa Villas de San Ignacio.

Tanto la secretaria de Educación como la rectora, verificaron que la ración de los paquetes alimentarios fuera entregada a los padres, y que estos revisaran cantidad, calidad y la expedición de la fecha en cada uno de los productos.

“Es una gran responsabilidad y se está velando porque se entregue el PAE como lo dice el proyecto, y como lo establece la interventoría, para que los padres de familia tomen consciencia del beneficio”, dijo la rectora.

María Yamile Jaimes, con dos hijos en la institución educativa  indicó que, en la planilla que le entrega la organización, los estudiantes saben cómo deben tomarse los alimentos durante los casi quince días.

Dalys Delayde Jaimes, recogió tres paquetes para sus hijos, pero antes de hacerlo, verificó delante de la manipuladora de alimentos, la cantidad de productos, y la fecha de expedición. “Hasta ahora no me ha salido uno solo pasado, y ellos se comen todo, los niños se ponen contentos cuando llego con los refrigerios a la casa”, destacó la madre de familia.

Finalmente la rectora afirmó que en la institución no han tenido denuncias por este servicio.

Por: Édgar A. Sánchez

Ir al contenido