La Secretaría de Educación de Bucaramanga entregó un quinto balance positivo de estudiantes que reciben clases desde sus hogares.

Fotografía: Archivo/Prensa Alcaldía de Bucaramanga

En el informe que entrega cada rector de institución educativa, se tienen en cuenta las cifras de inscritos en el Sistema Integrado de Matrícula (SIMAT): 77.024 estudiantes de 77.903 aún siguen activos tomando clases desde sus hogares.

Esta cifra corresponde al 98.87% de estudiantes atendidos, lo que indica que solo el 1.13% de los alumnos faltan por recibir atención, indica el informe.

Los datos que fueron entregados por los 47 rectores de los colegios públicos de Bucaramanga, precisan que solo 879 alumnos no han sido localizados a pesar de los esfuerzos de los rectores, docentes y directivos por buscarlos y acercarse a cada uno de ellos.

Cabe recordar que al comenzar esta emergencia sanitaria en Bucaramanga, en marzo pasado, recibieron clase 74.598 alumnos equivalente al 95.6% con 3.391 estudiantes sin atender, el 4.4%.

Las Instituciones educativas como Bicentenario, Café Madrid, Escuela Normal Superior, Gabriela Mistral, Jorge Ardila Duarte, Medalla Milagrosa, Nuestra Señora de Fátima, Rural Bosconia, Rural La Malaña, Santo Ángel, y Villas de San Ignacio tienen a todos sus estudiantes localizados y el porcentaje es del 100%.

Le siguen: Andrés Páez De Sotomayor con 99.77%; Piloto Simón Bolívar, 99.2%; Comuneros, 99.5%; José Celestino Mutis, 99.24%; La Juventud, 99.02%; Liceo Patria, 99.92%; Luis Carlos Galán, 99.72%; Maiporè, 99.7%; Nacional de Comercio, 99.83%; nuestra Señora del Pilar, 99.6%; Politécnico, 99.84%; Provenza, 99.94%; Rafael García Herreros 99.58%; Paulón, 99.23%;Salesiano Eloy Valenzuela; 99.68%, San José De la Salle, 99.77%; Santa María Goretti, 99.89% y Técnico Dámaso Zapata, 99.17%.

La secretaria de Educación de Bucaramanga, Ana Leonor Rueda Vivas, indicó que las estrategias del PAE en casa, con el apoyo de los rectores y docentes en la creación de estrategias, han facilitado que los estudiantes se estimulen y continúen en el calendario académico.

Por: Édgar A. Sánchez

Ir al contenido