Con una inversión de 892 millones este colegio en el norte de la ciudad fue repotenciado en su totalidad. Con diseños del taller de infraestructura de la Alcaldía de Bucaramanga, las obras tanto exteriores como interiores han reinvindicado la educación con calidad y digna como un principio de los proyectos que adelanta el Municipio. La obra consistió e una nueva fachada, cubierta, baños, luminarias e instalaciones de pisos de caucho y juegos infantiles.

Ir al contenido