Propuestas sanas

“Propongo al Concejo Municipal terminar de sanear las finanzas de la alcaldía definitivamente, durante mi mandato”.

 

Alcaldía de Bucaramanga

Estimados Ciudadanos,

A través de diversas estrategias, como la negociación de activos, la reorientación de rentas, la fiscalización de los ingresos y el control a los gastos de funcionamiento, entre otras, le presenté al Concejo de Bucaramanga un Plan para resolver definitivamente la problemática de las finanzas públicas municipales, problemática que nuestro Gobierno empezó a solucionar en este 2016 después de años de manejos reprochables.

Lo anterior, en el marco de un Acuerdo de Reestructuración de pasivos en los términos de la Ley 550 de 1999, conocida popularmente como la Ley de Quiebras. Este marco legal nos permitirá actuar bajo absoluta certidumbre con respecto a la relación con los acreedores, proteger al Municipio de embargos inconvenientes, contar con el acompañamiento del Ministerio de Hacienda y mantener los niveles de inversión requeridos para ejecutar el Plan de Desarrollo e impulsar el desarrollo de la ciudad, cerrando las brechas de la desigualdad.

Tal como lo había anunciado a finales del mes de agosto, de manera pública y transparente, he decidido sanear las finanzas públicas y los mantendré informados del proceso porque los recursos públicos son de TODOS y sus asuntos le competen a TODO el colectivo ciudadano.

Estoy seguro que garantizando la transparencia, la pulcritud y la eficiencia como pilares de la gestión de lo público, como se ha venido haciendo desde el 1 de enero de 2016, podremos lograr y ejecutar un Acuerdo de Reestructuración sensato y responsable con los acreedores, para que la Alcaldía a través del referido Plan reduzca en tres años a su mínima expresión el millonario déficit corriente y sólo mantenga una deuda pública razonable y bien administrada.

En 2016, de hecho, logramos reducir este déficit en casi un 40 por ciento y nos proponemos resolverlo completamente, con seriedad, de aquí al 2019, antes de que culmine mi mandato, para que la Alcaldía de nuestra Bucaramanga sea modelo de administración pública y no, como antaño, de lo contrario.

Esperamos la autorización del Concejo para avanzar en el Acuerdo. Sin embargo, si el Concejo no concede estas facultades de manera oportuna y pone en riesgo la estabilidad jurídica y fiscal del Municipio, buscaré otros caminos que, aunque menos garantistas, ayudarán a arreglar nuestras finanzas. No desistiré en ese propósito, aunque surjan obstáculos. Estoy al servicio del colectivo ciudadano para que lo público funcione como debe ser.


Autor: Alcaldía de Bucaramanga


 

2019-03-06T16:54:51-05:00