El proyecto estratégico Gran Bosque de los Cerros Orientales, planteado en el Plan de Desarrollo Municipal, evolucionó en su implementación al Parque Metropolitano Bosque de los Caminantes y está soportado en un riguroso proceso de planificación y diseño realizado por la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín.

El Bosque de los Caminantes tiene como objetivo central la conservación de los Cerros Orientales de la capital santandereana, en armonía con los fines del Distrito Regional de Manejo Integrado, DRMI, de Bucaramanga. Así mismo, la ejecución del proyecto, actualmente en marcha, responde al Plan de Desarrollo Departamental 2016 - 2019 Santander Nos Une, al Plan Maestro de Espacio Público de Bucaramanga, al Plan de Ordenamiento Territorial y al Plan de Desarrollo Municipal 2016 – 2019.

El componente fundamental del proyecto es la protección de 43 hectáreas de Bosque en los Cerros Orientales que eran propiedad de la constructora privada Urbanas y pasaron a ser, por gestión municipal, propiedad pública, estatal, colectiva, de todos los ciudadanos desde marzo de 2019. Dicho bosque, de exuberante belleza natural y ubicado entre las comunas 14 y 12 de la ciudad, no será intervenido físicamente de manera alguna y será protegido directamente por el Municipio para evitar su urbanización futura, legal o ilegal, como ha sucedido con otras áreas antiguamente protegidas que hoy acogen barrios y asentamientos en detrimento del ecosistema.

En línea con lo anterior, la intervención en términos de infraestructura del proyecto se limita estricta y rigurosamente al mejoramiento, la señalética, al alumbrado público de espacios públicos urbanos, una vía urbana existente, por fuera del DRMI, y a la rehabilitación y el mantenimiento de una vía rural existente en el POT.

Las adecuaciones serán mínimas sobre un sendero peatonal existente y la construcción de miradores, que no perjudican su entorno natural dentro de los límites del DRMI, bajo la categoría de Zona General de Uso Público, Sub Zona para la recreación y Uso disfrute, senderos y miradores. Estos espacios bordean principalmente, en parte atraviesan la referida propiedad municipal y permiten una conectividad entre el barrio Miramanga de la Comuna 14 y el barrio El Jardín de la Comuna 12, generando además un valiosísimo proceso de integración social. De manera significativa, se intervienen los accesos urbanos al recorrido referido, con el fin de recibir en condiciones de seguridad y confort a sus visitantes.

Las actividades de obra, en concreto, se plantean con el fin de optimizar la seguridad de los usuarios actuales y futuros del sendero, de las vías que forman parte de un Parque Metropolitano declarado como tal por la Junta Metropolitana, y propiciar la interacción pasiva y contemplativa de los ciudadanos con el ambiente natural, para cultivar la consciencia cívica y colectiva sobre su protección y cuidado. El proyecto no contempla la tala o corte de árboles, tampoco la construcción de edificaciones, ni de otras infraestructuras, descarta la habilitación de espacios para juegos infantiles, gimnasios o canchas que pudiesen generan estancia y otras dinámicas que puedan impactar negativamente en la fauna y la flora del sector.

Las restricciones y condiciones con respecto a la intervención física dentro de los límites del DRMI fueron establecidas claramente en el Acuerdo 1373 de 2019 del Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, por medio del cual se modificó la zonificación de un área del DRMI de Bucaramanga, pasando de zona de preservación a zona general de uso-público subzona para la recreación y se dictan otras disposiciones.

Las obras a realizarse dentro del DRMI están sujetas a control previo, simultáneo y posterior por parte de la CDMB, para garantizar el cumplimiento pleno de las restricciones y condiciones establecidas en la zonificación y salvaguardar permanentemente los objetivos de conservación del área protegida. Adicionalmente, en agosto de 2019, varios meses después del Acuerdo 1373 de 2019, la Subdirección de Evaluación y Control Ambiental consideró necesario el trámite de licencia ambiental, para adelantar efectivamente parte de las obras de infraestructura en los tramos de camino o sendero dentro del DRMI.

En este sentido, se deberá adelantar el proceso de licenciamiento en los términos legales para complementar la conectividad peatonal, con áreas de descanso y miradores, simultáneamente proteger el bosque del municipio que conforma el DRMI y permitir su disfrute respetuoso y controlado. Sin embargo, en cualquier caso, taxativamente, las actividades de mantenimiento y rehabilitación de infraestructura de transporte en áreas protegidas, en este caso el camino rural, están excluidas de tal licencia por lo que aquellas se adelantan actualmente. Así mismo, se ejecutan todas las actividades en el área urbana que representan la mayor parte de la inversión pública comprometida dentro del proyecto.

Es fundamental señalar que con el fin de preparar y articular a la Administración Municipal para la protección efectiva de las más de 43 hectáreas de bosque propiedad del Municipio y regular el uso de la vía rural, el sendero y los miradores dentro del DRMI, el Alcalde de Bucaramanga expidió el Decreto Municipal 045 de 2019, por medio de cual se creó el Comité de Seguimiento, Control y Vigilancia del Bosque de los Caminantes. Dicho Comité estará a cargo de implementar y coordinar las acciones de vigilancia, mantenimiento y aprovechamiento social y pedagógico de acuerdo a lo establecido en el Plan de Administración del proyecto, el cual fue formulado por el Municipio de Bucaramanga por orden de la CDMB.

La inversión total prevista para la infraestructura del proyecto es de $10.440 millones.