You are here:--Sí se vale

Sí se vale

Sí se vale


Por: Natalia Durán Valbuena

A raíz de la implementación del pico y placa en el centro de la ciudad, que generó descontento por parte de gremios de comerciantes, se mencionó un argumento que me impactó. Fue un argumento mencionado por algunas de las principales voces de la protesta y que ha hecho eco en los comerciantes y ciudadanos de Bucaramanga “nosotros no somos Europa, Estados Unidos, o Australia”.

Me causó sorpresa, por supuesto, pues hoy vivimos en un mundo global y podemos ser lo que queramos ser. Me pregunto, ¿dónde están las barreras? ¿Quién puso esos límites? ¿Con quién entonces sí nos podemos comparar?

Nos llenamos la boca de palabras lindas, hablamos de un mundo global sin fronteras, y queremos hacer parte de él. Emprendemos esfuerzos por hacer la ciudad cada vez más atractiva a inversiones internacionales. Nos dicen que somos una de las seis ciudades más competitivas del mundo. Aparecemos en revistas que nos ponen en rankings con palabras muy sofisticadas. Hablamos de competitividad, de innovación, internacionalización, y queremos que turistas del mundo entero visiten nuestra región…

… Pero a la hora de imaginar la ciudad, a la hora de cerrar los ojos y visualizar la ciudad que soñamos, ahí nos quedamos cortos… al intentar imaginar Bucaramanga, ese mundo global se reduce de manera tan tajante y ya no queremos ser comparados con esas ciudades donde parece que la gente disfruta su ciudad.

Cuando se estaba desincentivando el uso del carro en Nueva York un taxita decía “no se puede implantar la cultura europea en Estados Unidos. En Nueva York no necesitamos bicirutas porque a la gente no le gusta ir en bicicleta. La gente no tiene tiempo para ir en bicicleta. De lunes a viernes la vida americana es como una máquina”. Hoy Nueva York es ejemplo por el diseño de calles que inventó y el urbanismo táctico innovador que usó. Hoy permite a biciusuarios moverse con facilidad en su centro empresarial.

Es verdad, no somos una ciudad europea, ellas tampoco lo fueron antes de emprender los cambios que las llevaron a ser hoy lo que son. Nosotros no vamos a ser Europa, ¡pero se vale ser la ciudad que queramos ser! ¡se vale que nuestras metas rompan las fronteras! Sin que nos digan con quién nos podemos comparar. En este mundo global, los ejemplos y lecciones aprendidas pueden venir de donde queramos.

Sin complejos, podemos inspirarnos en lo que queramos para crear nuestras propias medidas, en nuestras proporciones y que respondan a nuestros ideales. Ideales libres de complejos. Y muy pronto, ser modelo para otras ciudades, seamos inspiración, marquemos la pauta. Bucaramanga, un ejemplo de renovación urbana. Bucaramanga, se suma a la Nueva Agenda Urbana.

Esta es solo una invitación a que no nos pongamos fronteras mentales. Internacionalicemos nuestra mente sin perder nuestra esencia. A los líderes de los gremios, una invitación a que nos creamos el cuento. A los comerciantes a que no nos resistamos al cambio. A los bumangueses que se gocen su ciudad, que la vivan, la caminen, la miren, la recorran.

El solo hecho de imaginarnos felices en nuestro espacio público, estoy segura, es un primer paso para tener la transformación que queremos.

#Opinion #Ciudadano

By | 2017-05-16T10:40:31+00:00 enero 30th, 2017|Alcaldia|Sin comentarios

Deje su comentario