SITIOS PATRIMONIALES DE BUCARAMANGA

Parque García Rovira

Ubicado en pleno centro administrativo de la ciudad. Debe su nombre a uno de los héroes de la independencia. En cada uno de sus costados se encuentran las edificaciones que simbolizan el poder político, religioso y social de la ciudad. La Gobernación de Santander, la Alcaldía de Bucaramanga, la Parroquia de San Laureano, la Capilla de Los Dolores, el Palacio de Justicia y la Plaza Cívica Luis Carlos Galán Sarmiento. Erigido a finales del siglo XIX, sigue siendo el corazón político de la capital santandereana, testigo del nacimiento de la ciudad y crecimiento como centro urbano, sin perder su fuerza céntrica.
El parque al ser el eje articulador de la expansión urbana y albergando entre sus primeros usos el de sitio de mercado de la ciudad, tiene un reconocimiento emblemático para la ciudadanía, pues es el lugar vivo de la sociabilidad bumanguesa y por ende adquiere un sitial de honor dentro de la memoria y el patrimonio cultura de la ciudad.

Parque Romero

El parque ha poseído una importancia religiosa y escatológica al estar ubicada en el sector donde se levantaron los cementerios del municipio, conllevando a su frecuente adecuación y mejoramiento de su entorno. En 1987 se dio inicio a la construcción del Parque en honor del Sacerdote Francisco Romero. El 20 de Julio, al cumplirse un siglo de la Independencia de Colombia fue inaugurado el parque junto con el obelisco, tributo a la memoria de los mártires Santandereanos de la independencia de Colombia.
A pesar de que la guerra de los mil días representó la desdicha, una pausa en el apresurado desarrollo al que la ciudad se había abocado, la ciudad se reactivó y retomó su camino con importantes proyectos comerciales que dinamizaría su economía. De esta manera el Parque Romero se constituye como un referente histórico de la ciudad. Su valor estético, simbólico e histórico preserva la memoria colectiva, urbana y cultural de los santandereanos.

Parque Centenario

Parque Centenario Actualmente

El Parque Centenario fue la zona de esparcimiento más importante, y el corazón del desarrollo cultural y comercial del Municipio. A su alrededor está el Centro Cultural del Oriente Colombiano y El Teatro Santander, este sector es patrimonio cultural e histórico de Bucaramanga. El Centenario ha sido el mayor testigo del crecimiento acelerado de la ciudad. De acuerdo con su historia, el parque fue construido por el empresario Reyes González. Inicialmente se llamó Plazuela Santa Rosa y después Parque-Jardín Reyes, pero en 1910 con motivo del primer centenario de la independencia de Colombia pasó a llamarse Centenario. En el parque y sus alrededores los bumangueses disfrutaban en familia y asistían al teatro, para ese entonces en esta zona se concentraban los ciudadanos y visitantes.
Para los años 60’s en el Parque se ubicó la terminal de transportes intermunicipales en el costado norte, y un parte en el costado occidental del Edificio de la Caja Agraria hacia el norte eran las oficinas despachadoras de transporte y los parqueaderos de los buses, estaban en todo el costado norte y el costado occidental. Igualmente funcionaba el Colegio el Pilar, en lo que hoy llamamos CCO y el Teatro Santander en el costado sur occidental.
La evolución del parque fue cada vez más rápida, en los años 80 las personas que viajaban a Maicao y a la frontera con Venezuela, empezaron a traer mercancías de contrabando, para venderlas en el Parque, así el lugar se fue convirtiendo en uno de los sanandresitos más grandes del país. El parque sufriría un cambio de uso en el cual se retomó como un eje ambiental de la ciudad y en 2014 inició su remodelación como lugar de esparcimiento para el deleite y disfrute de los habitantes de Bucaramanga.

Parque Santander

Considerado por muchos como el parque más importante de la ciudad, por el significado económico, histórico y comercial de las edificaciones que lo rodean. Se ha convertido en un icono representativo del sector comercial y bancario de la ciudad. Alrededor se encuentra la Catedral de La Sagrada Familia y el Hotel Bucarica, uno de los monumentos nacionales. En otro costado se halla el Club del Comercio; importante pieza arquitectónica de estilo neoclásico y centro de reunión de la élite tradicional bumanguesa. También encontramos la Cámara de Comercio de Bucaramanga y el moderno Centro Internacional La Tríada, que contiene restaurantes, servicio de hotel y oficinas de intercambio comercial.
El Parque Santander nace de la Plazuela Belén y se inaugura en 1926, surge con la idea de resaltar los valores civilistas del principal prócer del territorio santandereano; definiendo poco a poco la vocación posteriormente de este espacio. El parque se inauguraría en 1926 y se convertiría en el punto de encuentro cívico, artístico, cultural y social de los bumangueses a lo largo del tiempo.

Parque de los Niños

Parque de los Niños

La construcción del Parque de los Niños, inaugurado en 1922, se proyectó bajo un nuevo concepto, desligado de ser un lugar de esparcimiento pasivo, se forjó como un sitio activo para la recreación, la práctica deportiva y el encuentro familiar. Con vastas zonas verdes y senderos, es un pulmón de la ciudad y lugar para la práctica lúdica de los niños.
Es uno de los centros de recreación más tradicionales de la ciudad. Está situado sobre la carrera 27, una de las principales arterias viales, y cuenta con varios escenarios deportivos. A su alrededor se encuentran centros de salud, colegios, universidades, que junto con la sede del Instituto Municipal de Cultura y Turismo, es un epicentro vivo de los niños, jóvenes y adultos de avanzada edad, convirtiéndolo en el sitio de integración ciudadana.

Parque Bolívar

Este parque fue construido siguiendo la costumbre que existe en la mayoría de los municipios colombianos: rendir un homenaje al General Simón Bolívar. Fue inaugurado con motivo del centenario de su muerte. El terreno del parque había hecho parte de la casa quinta de la familia de inmigrantes alemanes Hansen, quien de forma altruista cedió parte de su propiedad para el surgimiento del parque, convirtiéndose el avance del parque en un agente importante de la urbanización de la ciudad al oriente.
Transcurrido varios años el parque fue motivo de una nueva peregrinación que suscitó gran festividad en la ciudad para 1950. Denominada la Semana Bolivariana, fue un nuevo homenaje a la figura del libertador durante la cual delegaciones de países bolivarianos asistieron a los distintos actos de distinción a la efigie del padre de la patria. El escultor local Carlos Gómez fue el encargado de elaborar la imponente estatua de El Libertador, que se encuentra en el centro de este parque, situado en la calle 37 entre carreras 22 y 23.

Parque Las Palmas

Es uno de los parques tradicionales de Bucaramanga, tiene 30 palmas de distintas especies y tamaños a lo largo y ancho del terreno. Alrededor del Parque se congregan cafés, restaurantes y edificios residenciales, siendo así un punto de encuentro de la comunidad bumanguesa.
En 1978 se terminó de construir el Parque denominado “San Martín” en honor a este destacado militar el busto de bronce que hoy reposa en el marco de la carrera 29 A con calle 44. Gracias a la gestión de la Embajada de Argentina en Colombia, quien quiso rendir en esta manzana un homenaje al General argentino José de San Martín.
Cuenta la historia que, en la inauguración de Las Palmas, se entonaron los himnos de Colombia y Argentina, asistieron autoridades civiles del momento, miembros de la Academia de Historia de Santander y una nómina de jugadores argentinos y uruguayos como Raúl Roque Di Marco, Norberto Pelufo, Roberto Pablo Janiot y Américo Montanini. Fueron estos futbolistas quienes promovieron la construcción del Parque. Hoy en día es un gran epicentro de encuentro ciudadano y referente de actividades artísticas y culturales.

Parque del Agua

El Acueducto Metropolitano de Bucaramanga tiene un parque público de 3.6 hectáreas de belleza inigualable para el disfrute y la recreación de los ciudadanos.
En 2001 se decidió construir un acueducto más moderno y amplio. Se propuso volver al uso original de los terrenos del acueducto remodelándose completamente con un diseño de parque alrededor del tema del agua (Gerente General, Ingeniero Víctor Julio Azuero) con la ayuda y ad-honorem de los ingenieros Gabriel Hernández y Rodolfo Hernández, la colaboración del arquitecto Bernardo Gómez Ramírez como proyectista y el equipo de Diseño Urbano y Mobiliario del Parque conformado por los arquitectos Lorenzo Castro y Juan Camilo Santamaría; paisajismo y diseño de iluminación a cargo de los arquitectos Paisajistas Alfonso Leiva y Michelle Cescas de Leiva.
Para la construcción del Parque se utilizaron las instalaciones existentes, que para ese entonces eran los tanques de almacenamiento de la planta Morrorico, uno de los sitios de recreación para la ciudad desde finales de la década de los 90’s.
El 22 de diciembre de 2003 fue fundado el Parque del Agua por el Gerente General de turno, Mauricio Mejía Abelló. El Parque del Agua se ha convertido en uno de los lugares por excelencia para el disfrute de los habitantes y turistas nacionales e internacionales.

Capilla de Los Dolores

Es el templo más antiguo de la ciudad. Su construcción tiene las características de las iglesias matrices o elementales, siendo extremadamente sencilla y su tamaño bastante reducido. Era bastante modesta y no poseía formas ni objetos suntuosos; no contaba con altar y el oratorio no tenía los elementos suficientes para la celebración litúrgica pero que al transcurrir las décadas se fue mejorando hasta tener su Casa Cural contigua.
La riqueza histórica de la Capilla de Los Dolores consiste en que ésta fue la sede de la Parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquirá y San Laureano del Real de Minas de Bucaramanga, nombre que recibió nuestra ciudad desde 1.778 hasta la independencia de España.
La Capilla de Los Dolores fue declarada como patrimonio histórico de la República de Colombia durante el gobierno del General Gustavo Rojas Pinilla mediante el Decreto No. 2210. Dos décadas más adelante fue remodelada devolviéndole el aspecto original de su fachada como del interior. En ella descansa los cuerpos de Eloy Valenzuela y de Aurelio Martínez Mutis y es un atractivo turístico de la ciudad.

Iglesia de San Laureano

Se origina en 1778 cuando se produjo la disgregación del resguardo indígena de Bucaramanga. Es una de las más antiguas de la ciudad; sus libros de bautizo datan de 1.774, es decir, 4 años antes de la erección de Bucaramanga como Parroquia.
La edificación se intervino tres veces en el mismo lugar pasando por reconstrucciones y ampliaciones durante el siglo XIX. En este periodo, debido a la iniciativa del cura Francisco Romero, se reformó el tamaño de las naves, se construyó la cúpula en ladrillo, se dio un nuevo lugar al bautisterio y se culminó también la Casa Cural. Seguidamente se decoró de algunos objetos de ornato y se instaló una nueva campana y el reloj en la torre.
La iglesia de San Laureano fue presentada como Monumento Nacional durante los años de 1980 sin lograr su reconocimiento, pero figura incluida como Bien de Interés Cultural del Departamento de Santander en la actualidad. Siendo la iglesia de San Laureano, sin duda, una de las principales piezas arquitectónicas y centro de congregación religiosa de Bucaramanga.

Iglesia de la Sagrada Familia

Es la Catedral de la ciudad de Bucaramanga. Se empezó a construir en el año de 1.898. Ubicada frente al Parque Santander, es una obra majestuosa y una de las principales construcciones del siglo XIX. El levantamiento de la construcción se vio a afectado por el conflicto violento de la Guerra de los Mil Días y retomaría su edificación sobre las décadas siguientes.
Frente al descuido y deterioro de su estructura debido a pocos recursos económicos para su mantenimiento y edificación se tomó la decisión por parte del prelado diocesano de otorgarle el producto de los diezmos al párroco. Después de esta medida se reanudó las actividades para su terminación. Las obras fueron concluidas en 1934 con la terminación de la fachada y los elementos y decoraciones interiores y con una ceremonia de inauguración bendiciendo las torres, las campanas y la instalación del reloj.
Al crearse la Diócesis de Bucaramanga, separada de la Diócesis de Pamplona, el 17 de diciembre de 1952 por el Papa Pio XII, hubo un cambio jerárquico y administrativo el cual favorecería a la Sagrada Familia declarándose como la Catedral de la Diócesis de Bucaramanga por encima de la iglesia tradicional Nuestra Señora de Chiquinquirá y San Laureano. Posteriormente frente a una nueva reorganización, el 14 de diciembre de 1974, la Diócesis de Bucaramanga se elevó a la categoría de Arquidiócesis de Bucaramanga y la catedral de la Sagrada Familia como su sede, conservando la jerarquía y representatividad en la ciudad.

Centro Cultural del Oriente

Se inició la construcción del edificio en 1898 para ser sede del Colegio San Pedro Claver, y contó con dos etapas para su terminación. La primera fase fue suspendida a causa de la Guerra de los Mil Días (1899-1903), la segunda fase se reactivó terminada la confrontación bélica terminando su construcción en 1911.
Para 1935 dejó de funcionar bajo la administración de la Compañía de Jesús para dar paso al Colegio Santander, motivado por las reformas liberales implementadas a nivel nacional para controlar los centros educativos por parte del Estado. Posteriormente en la edificación también tuvieron asiento los colegios Nuestra Señora del Pilar y el Colegio Aurelio Martínez Mutis, este último hasta 1994.
La edificación fue declarada como Monumento Nacional por medio del Decreto Número 1910 del 02 de noviembre de 1995 y la Administración Municipal en 1999 concedió el inmueble a la Corporación Centro Cultural del Oriente, con el objetivo de adelantar su restauración y puesta en funcionamiento para la ciudadanía como lugar para las diferentes manifestaciones culturales de la ciudad.

Casa de Bolívar

Imagen antogua de la casa de Bolivar

Este recinto tiene un importante significado histórico, ya que el Libertador Simón Bolívar se hospedo por cerca de dos meses en 1828 en su visita a la Villa de Bucaramanga, mientras se desenlazaba la Convención de Ocaña. Este recinto tiene un importante significado histórico, ya que el Libertador Simón Bolívar se hospedo por cerca de dos meses en 1828 en su visita a la Villa de Bucaramanga, mientras se desenlazaba la Convención de Ocaña. La permanencia de Bolívar fue reseñada por Luis Perú de la Croix, quien describió los sucesos de la estancia del Libertador en la ciudad.
Durante los años 40´ se empezó a gestionar la adquisición del predio por parte de la Gobernación que bajo la Ordenanza número 8 de 1946 se hizo efectiva, asignándole su administración a la Academia Santandereana de Historia. Allí se estableció rápidamente una biblioteca patrimonial, un archivo histórico y los museos arqueológicos e históricos de la región después de varias intervenciones para su restauración y conservación.
Actualmente es la sede de la Academia de Historia de Santander y Casa Museo de la ciudad donde la visitan investigadores, académicos y público en general. La Casa Museo de Bolívar fue declarada Monumento Nacional Según Resolución número 1613 del 26 de noviembre de 1999.

Casa Luis Perú de la Croix

Conocida también como la “Casa Mutis” fue construida en el año de 1778 por orden de Manuel Mutis Bossio en la denominada Calle La Iglesia. Ha perdurado desde la época colonial hasta hoy sirviendo de testigo del crecimiento y prosperidad de la ciudad. En esta hermosa casona del centro de Bucaramanga fue donde Luis Perú de la Croix, emparentado con la familia Mutis, registró la presencia del Libertador en la ciudad en una compilación de hechos cotidianos denominados “Diario de Bucaramanga”.
Después de varias sucesiones y cambios de propietarios la casa estuvo al servicio de varios centros educativos, entre ellos del Colegio San Pedro Claver, la Escuela Normal de Institutoras de Santander y funcionó como sede del Club del Comercio y hasta cuartel militar.
Esta Edificación fue adquirida a finales de los años setenta por la Empresa Colombiana de Petróleo ECOPETROL quien constituyó, de la mano de Terpel, el Banco de la República y la Cámara de Comercio de Bucaramanga un centro de documentación histórica de la región como proyecto cultural relevante para la ciudad. Sirviendo de espacio para varias iniciativas de carácter cultural y artístico de la ciudad y asiento de dependencias de la administración municipal. La Casa tuvo se declaración como Bien de Interés Cultural de Carácter Municipal mediante la resolución 0492 de 2011.

Teatro Coliseo Peralta

Su declaración como Bien de Interés Cultural Nacional fue dictado por el decreto N° 292 del 24 de Noviembre de 1975. Posee características que corresponden al estilo del Corral Español de finales del siglo XVII que lo hacen muy particular en su arquitectura. El periodo de su construcción fue entre 1888 y 1893 y se convirtió en el lugar por excelencia del esparcimiento y deleite cultural de los bumangueses.
Fue el epicentro de la cultura en la ciudad durante gran tiempo y sus instalaciones sirvieron para ser una de las ciudades pioneras en proyectar cine. Además en ella se albergaron un sin número de actividades artísticas, espectáculos y presentaciones musicales variadas que diversificaban las opciones recreativas que se exhibían en la ciudad.
Igual que otros inmuebles patrimoniales, la casa fue sede de la Escuela de Artes y Oficios y organizaciones religiosas. En las últimas décadas tuvo su decaimiento cultural y físico hasta ser adquirido por el Club Kiwanis ante el inminente deterioro y perdida de la edificación quien logro mantenerla en condiciones óptimas y seguir siendo un referente cultural para el municipio.

Teatro Santander

Imagen del antiguo teatro Santander

Construido en la primera mitad del siglo XX, fue inaugurado en febrero de 1932. Aunque su plano y dirección fue hecho por el arquitecto francés George Carpentier, el teatro fue diseñado por el arquitecto Federico Blodeck Ficher; de estilo republicano, la edificación se construyó en una zona de rápido crecimiento y expansión urbana como fue en las inmediaciones del Parque Centenario, llegando a ser el espacio escénico más atrayente de la época, ofreciendo veladas lírico-musicales, espectáculos circenses, teatrales y cinematográficos de gran interés de los bumangueses.
Posteriormente el teatro fue gradualmente cediendo su función teatral para pasar a las proyecciones cinematográficas, convirtiéndose en una de las actividades culturales más asistidas en la ciudad, estimulando la aparición de nuevos teatros más amplios y modernos para el entretenimiento en la ciudad.
El Teatro cayó en desuso en 2001 con un deterioro considerable en su estructura. En el marco de renovación del centro de la ciudad en 2008 el municipio adquirió la propiedad y emprendió la tarea de restaurarlo bajo la premisa de retomarlo como teatro municipal. Fue declarado Bien de Interés Cultural de carácter municipal bajo la Resolución N° 088 de abril de 2007.

Instituto Municipal de Cultura y Turismo

El nacimiento del hito cultural más trascendental en la segunda mitad del siglo XX en Bucaramanga se conquistó en 1973 con la expedición del acuerdo 060 emitido por el concejo municipal donde se da partida a la creación de la Biblioteca Pública Municipal Gabriel Turbay el 3 de septiembre del mismo año.
Este proyecto bibliográfico surgió de la idea primaria de consolidar un fondo de cultura para la ciudad pero ante objeciones políticas no tuvo mayor resultado. Aun así, la necesidad de contar con un espacio cultural importante en la ciudad que permitiera la promoción y desarrollo de la actividad cultural y artística se insistió por parte de sus progenitores, el político santandereano Rodolfo González García y el sociólogo Jorge Valderrama Restrepo, fundar un epicentro cultural para la formación humanística complementaria de la sociedad bumanguesa, surgiendo de esta manera la Biblioteca Pública Municipal Gabriel Turbay, debido en gran parte a la ausencia y necesidad de un acervo documental y bibliográfico público de la ciudad.
Jorge Valderrama Restrepo, quien se desempeñaba como director del dominical del periódico local Vanguardia Liberal, se convertiría en su primer director y figura central en su configuración, funcionamiento y permanencia de esta institución cultural. La Biblioteca queda así constituida como Institución descentralizada de la Administración Municipal y acoge el nombre de Gabriel Turbay en honor a este Ilustre político, médico y diplomático Santandereano. En julio de 1982 el presidente de la República Julio César Turbay Ayala inaugura la actual sede ubicada en el Parque de los Niños.
Con el fin de ampliar las posibilidades de patrocinar la cultura en el municipio y el área metropolitana de la ciudad, el 11 de junio de 1998 se crea el Instituto Municipal de Cultura, a raíz del Acuerdo Municipal 017 de 1998, pasando la Biblioteca Pública Municipal Gabriel Turbay a convertirse en una división operativa del Instituto para el manejo exclusivo del tema bibliotecario. Cada una de sus anteriores divisiones, Emisora Cultural, Extensión Cultural, Servicios Generales y Financiera, se convierten en divisiones del Instituto.
Mediante el Acuerdo N° 12 del 26 de abril de 2006 se le atribuye al instituto la misión de comandar la política de turismo para la ciudad incorporando en sus funciones toda las directrices para su ejecución además de velar por la protección y conservación del patrimonio cultural de la ciudadanía, el desarrollo y difusión de las manifestaciones artísticas, y la conservación de obras artísticas que se encuentren en los parques y en el espacio público de la ciudad.
El edificio donde funciona el Instituto Municipal de Cultura y Turismo es declarado Bien de Interés Cultural de carácter municipal mediante la Resolución municipal N° 0490 de septiembre de 2011, y es la autoridad en materia de Política Cultural del municipio fomentando y promocionando culturalmente la ciudad y a los principales exponentes de la cultura local.

Área Cultural de Bucaramanga (Banco de la República)

El Banco de la República a través de un área cultural abre en la ciudad sus puertas en 1985 con la iniciativa de aportar para el desarrollo cultural de Bucaramanga. Su labor comienza con la apertura de una Sala Múltiple y el Portón de los libros, y sienta las bases para el desarrollo y crecimiento interinstitucional de la cultura local.
El Área Cultural cuenta con espacios para atender a los socios de la Red de Bibliotecas del Banco de la República, una Sala de Exposiciones para la exhibición de las obras y el trabajo artístico de la región, la Sala de Conferencias, y un espacio especial lúdico pedagógico para la realización de los talleres para niñas y niños y clubes de lectura.

Estación de Café Madrid

Declarado por decreto nacional N° 0746 el 24 de abril de 1999 en donde se señala al conjunto de las estaciones de pasajeros del ferrocarril en Colombia, haciendo parte la Estación de ferrocarril Café Madrid, Monumento de la nación colombiana; por ser espacios de gran interacción social y que ocupan un lugar destacado en la memoria individual y colectiva de las comunidades en que se encuentran.
En esta estación pasaba el antiguo tren que unía a Bucaramanga con el Magdalena Medio y la Costa Norte del país. La estación fue construida en la década de los 50´s y aún conserva el estilo arquitectónico de la época manteniéndose como un patrimonio urbano y un hito de la ciudad, ya que sirvió de punto de enlace comercial que le permitió la prosperidad a Bucaramanga y la región.
La arquitectura de su edificación fue en su momento de vanguardia y ejemplo estético. En la actualidad se encuentra en proceso de recuperación y conservación a través de un plan especial de manejo y protección para ponerla al servicio de la comunidad.

Club del Comercio

El Club del comercio surgió de la iniciativa de asociación impulsada por varios mercaderes prestigiosos de la ciudad. Su culminación fue 1877 cuando se definió su nombre (antes Club de Soto) cuya propuesta era tener un liceo al estilo europeo que reuniera a los hombres de progreso de la región.
Al fusionarse en 1919 con el Club Santander, se emprendió la tarea de construir una sede para sus actividades. El edificio fue diseñado por el ingeniero Monticoni y paso a considerarse como el centro de sociabilidad de la élite económica y política de Bucaramanga y sitio de congregación de los personajes de la vida política y económica nacional.
El Club del Comercio conserva su estructura y uso original, y su edificación sigue desempeñando un importante papel en la ciudad como un reconocido centro de sociabilidad y joya arquitectónica de Bucaramanga.

Antiguo Hotel Bucarica

Con motivo de la realización de los V Juegos Nacionales de 1941 y la ciudad como su sede, se emprendieron unas obras prioritarias para el desarrollo de las justas y de paso para la modernización de la ciudad, entre ese proceso se levantó el Hotel Bucarica. La edificación se constituyó en el atractivo más importante al poseer cualidades arquitectónicas contemporáneas.
El arquitecto Español Germán Tejero de La Torre diseñó el edificio bajo la fuerte influencia del estilo Art’Deco, movimiento de vanguardia para la época, dándole la imponencia arquitectónica moderna a la edificación; construida con cemento y enchapes importados de Dinamarca, y acabados de lujo, sirviendo a lo largo de su historia como centro de recepción y reunión de entidades departamentales y municipales en el desarrollo de la vida política y cultural de los bumangueses.
Su función como hotel se terminó en 1999 y pasó a ser sede empresarial, cultural y administrativa de la Universidad Industrial de Santander, que se incorpora dentro del circuito artístico y cultural de la ciudad a través de sus Salas para la exhibición artística y presentación de bienes culturales.

Casa Natal de Custodio García Rovira

La Casa Natal de Custodio García Rovira es una vivienda patrimonial declarada como Monumento Nacional (hoy Bien de Interés Cultural de carácter nacional) mediante la ley 48 de 1966 del primero de septiembre. Ubicada en el centro de Bucaramanga. No se sabe con exactitud la fecha de su construcción, pero data con anterioridad a 1780, año de nacimiento de Custodio García Rovira. El lugar tiene importancia y se mantiene vivo en la memoria histórica de la sociedad bumanguesa por la participación de este personaje en el proceso de Independencia colombiano, la ocupación de silla de la Presidencia de la República
La edificación actualmente presenta algunos cambios realizados tanto en su exterior como en su interior; Cambios realizadas por intervenciones anteriores que sirvió de alojo a centro educativos como el Colegio Bethlemitas y el Colegio del Sagrado Corazón de María. Hoy en día se encuentra en proceso de recuperación y establecimiento de un centro de memoria o museo para el servicio de los bumangueses.

Plaza Cívica Luis Carlos Galán

Construida en 1990 en homenaje póstumo al líder político santandereano Luis Carlos Galán Sarmiento. Está ubicada frente a la Iglesia de San Laureano y el Palacio de Justicia. Es el lugar por excelencia de congregación ciudadana y de expresiones cívicas y culturales; en ella se realizan diversas actividades artísticas para la comunidad bumanguesa y es un escenario para las diversas manifestaciones sociales, políticas y culturales.

Museo de Arte Moderno

Fundación creada en el año de 1989 de la iniciativa de varios artistas y gestores culturales de la región con el propósito de albergar exposiciones de artistas locales y nacionales y convertirse el lugar en donde confluyen las expresiones contemporáneas del arte en la ciudad. Dentro del Museo se muestran constantemente exposiciones de artistas regionales, nacionales e internacionales y conserva una colección de arte representativa del desarrollo plástico de la región.
Está situado en la calle 37 entre carreras 26 y 27 y su edificación en el año de 2012 es declarada Bien de Interés de Carácter Municipal mediante la Resolución 757 del 26 de diciembre. Es el principal centro de recopilación de obras de artes plásticas y visuales, siendo el recinto expositivo donde artistas locales, nacionales e internacionales de todas las modalidades exhiben su producción artística.